La población ecuatoriana es eminentemente joven. Los vínculos entre los jóvenes y el mercado de trabajo muestra una situación crítica pues al contrastar tasas de participación de la PEA más baja que en el caso de los adultos, coincidiendo con tasas de desempleo muy superiores en relación a los adultos.

Testimonial: Jefferson Valdivieso, 26 años, Organización Sembrando Futuro

“La mayor parte de los chicos empiezan a trabajar a los 18 años, y muchos lo hacen antes, pero lamentablemente son explotados. Las motivaciones que tenemos para trabajar es básicamente resolver la realidad económica de la familia, tener metas, estudios concluídos. Un sueldo básico no alcanza, darles de comer a tres personas, los precios deberían mantenerse; si hoy subió el sueldo 20 dólares, mañana la papa que estaba a 50 subirá a 80”

× ¿Necesitas Información?